El recuento anual de aves migratorias que realizan ornitólogos y voluntarios colaboradores en las Islas Baleares, ha arrojado el dato de que, en enero de 2021, 17.167 ejemplares de más de 60 especies diferentes han pasado el invierno en las zonas húmedas de los diferentes espacios naturales protegidos de las Islas Baleares.

En el Parc Natural de Ses Salines que abarca parte del sur de Ibiza y norte de Formentera, se han censado un total de 1.652 aves de 37 especies diferentes. En el caso de Formentera, el dato es de 276 aves. Una cifra bastante inferior a los 552 ejemplares del pasado año. Un descenso que, según los expertos, se debe a la poca presencia de cabussoneras y de fuells. Los técnicos intensificarán el seguimiento de esta especie para averiguar el motivo de este descenso.

En Ibiza, la especie más numerosa es el flamenco, del que se han contado 534 ejemplares. Por debajo del flamenco encontramos también a lo largo de todo el Parc Natural a los patos blancos con 213 ejemplares, 160 picaplatges patinegro y 139 ánades reales.

Cada año, además, salta alguna sorpresa. En este 2021 la nota curiosa ha recalado en la observación de una cigüeña en el Estany des Peix y una llambritja de pico rojo. Dos especies que no suelen frecuentar las Pitiusas y que este año se han dejado ver.