En el blog hemos hablado de algunas de las increíbles playas que tiene la isla de Formentera, del puerto y de los faros, entre otras cosas. Pero esta vez, vamos a darle protagonismo a los antiguos molinos que forman parte de la historia de la isla y que son igualmente muy interesantes de visitar para los turistas. Lo mejor es reservar tu coche de alquiler en Formentera para poder ver lo que te vamos a contar a continuación.

Como se ha dicho, la isla es un destino turístico de una belleza sin igual, es mundialmente conocido sobre todo por sus playas paradisíacas y sus pueblos llenos de encanto y tradición. Al tratarse de una isla, al igual que Ibiza, han sabido mantener sus costumbres con el paso del tiempo, sin verse influenciadas por otras civilizaciones. Ésta es una de las razones por las que han adquirido ese encanto tan especial y las hace únicas.

Los molinos de la isla son parte de esa historia. Si optas pro reservar tu coche de alquiler en Formentera, podrás ver y conocer cada uno de ellos, ya que se encuentran repartidos por toda la isla. Pero, hoy vamos hablar de uno en concreto, del Molí Vell, que uno de los pocos a los que se puede visitar y conocer por dentro.

En Formentera hay en total 5 molinos por toda la isla, sin embargo, el Molí Vell es el más antiguo y uno de los mejores conservados, no sólo de la isla, sino de todo el Mar Mediterráneo. Fue construido en el año 1778, cuya función era proporcionar alimentos a la gente de la isla. Hoy en día, no cumple otra función mas que la de recibir a los turistas y se queden maravillados por su exterior y su interior.

Para llegar hasta él, hay que desplazarse hasta el pueblo El Pilar de La Mola. Lo puedes hacer reservando un coche de alquiler en Formentera. Una vez hayas llegado al pueblo, a la salida del mismo hay que tomar el camino de la derecha y a 100 metros estará el molino.
Please follow and like us: