Formentera es una isla paradisiaca visitada principalmente durante los meses de verano. Sin embargo, el otoño y especialmente octubre, es un mes ideal para dejarse caer por la pequeña de las Pitiusas. ¿Por qué? Pues te lo contamos a continuación.

Octubre, aunque es un mes en el que comienzan a bajar las temperaturas, permite aún algunos días de playa. Días que no olvidarás jamás, ya que podrás bañarte en playas paradisiacas con un turquesa inigualable en sus aguas y prácticamente solo. Olvídate del estrés y el bullicio del turismo en masa y disfruta de Formentera de manera tranquila y relajada.

El mes de octubre también es un mes para el deporte en la isla. Debido al descenso de las temperaturas, en Formentera se disputan algunas de las pruebas deportivas más exigentes. La BTT Vuelta Cicloturista, la triatlón de Formentera o la pujada a La Mola.

Otra fecha importante en el mes de octubre es el 12, cuando se celebra el día de El Pilar de la Mola. La festividad de la localidad más alta de Formentera trae siempre multitud de eventos y actividades interesantes y para todos los públicos. Y para los amantes del buen comer, en octubre tienen lugar los Fines de Semana Gastronómicos. Menús cerrados en algunos de los restaurantes más representativos de la isla y compuestos por productos locales de la más alta calidad.