La isla menor de las Baleares es Formentera y nosotros queremos contarte un poco más se su historia y de su magia, pero antes de comenzar te queremos asegurar que en el mundo no podrás comparar esta isla con ninguna otra. Anímate a conocer un poco más de la historia de Formentera y a visitarla.

Formentera y su historia

Esta es una isla con apenas 80 kilómetros cuadrados y podrás disfrutar de una naturaleza impresionante y cautivante. En Formentera abundan los colores: azul, por sus aguas turquesas y hermosas, verdes de su flora impresionante y blanco por su arena fina y hermosa. Esta es una isla que ha logrado conservar su belleza natural y una particularidad milenaria gracias a los habitantes que habitan allí y que buscan conservar su naturaleza.

Formentera tiene una cualidad asombrosa, primero es que cuenta con un escudo natural protector que no se ve en otro lugar del mundo, pero además tiene algo que fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad en el año 1999, esto es una planta acuática que ayuda a que su arena sea más fina de lo normal y sus aguas increíblemente cristalinas.

Los turistas que visitan esta isla lo hacen con el fin de encontrar un lugar de paz, para respirar aire puro y fresco, pero lo que más enamora de Formentera son sus playas y los monumentos como la Capilla Romana de Sa Tanca Vella que fue construida en el año 1336 y es tan delicada y hermosa que se adapta perfectamente a la isla.

Esta isla estuvo algunos años olvidada, pues tuvo una repoblación tardía en el siglo XVIII cuando se convirtió nuevamente en una residencia estable, en donde se construyó una iglesia, la cual puedes visitar actualmente y su nombre se le dedicó a San Francesc Xavier en el año 1738.

Quienes van de vacaciones a Formentera no buscan unas vacaciones convencionales, pues la naturaleza se impone y nosotros debemos adaptarnos a ella.


Please follow and like us: