Formentera es un lugar genial para pasar unas buenas vacaciones y olvidarse de todo. Y nada mejor para distraer la mente que descubrir los lugares únicos que esconde la la pequeña isla pitiusa.

Atravesar Ses Salines

Cerca de Es Pujols, puedes ver las principales salinas de Formentera, un lugar que sorprende al verlo la primera vez y enamora cuando te das cuenta de todos sus detalles. Bonitos reflejos de luz a cualquier hora del día, sobre todo en los atardeceres y en los días nublados, donde el ambiente adquiere un especial toque onírico.

Estas salinas se remontan nada menos que a la época de los fenicios y hasta los años sesenta. Aún se pueden apreciar pequeños vestigios de aquella época, como los raíles sobres los cuales circulaban los trenes para dirigirse al puerto. Gracias a los conocimientos de aquella época y su maquinaria artesanal, ha sido posible volver a recolectar sal.

Inmersiones en Punta gavina

Punta Gavina, ubicada en la costa más occidental de la isla. Es ideal para iniciarse en las inmersiones, así que si eres novel en este aspecto, es un estupendo lugar para bautizarte. ya que la profundidad máxima  que se alcanza es de tan solo 25 metros. El recorrido es un auténtico espectáculo, en tu camino podrás ver todo tipo de animales marinos como las estrellas marinas, vaquita suiza, pulpos, anémonas, cabrachos y muchas más.

Can Marroig

Un gran lugar para ver una puesta de sol, mientras las barcas se mecen plácidamente en las aguas de S’estany d’es Peix. Declarado Reserva Natural, te puedes hacer una idea de la belleza que posee este lugar, un paisaje ideal para paseos solitarios o en íntima compañía. Debes saber que aquí se encuentran 3 calas que son ideales para el buceo. Se les conoce como piscina naturales.       
Please follow and like us: