Formentera y Menorca son “las pequeñas olvidadas” de las islas Baleares, hermanas pequeñas de Ibiza y Mallorca respectivamente. Por ello en Internet es mucho más fácil encontrar curiosidades sobre las dos islas mayores de las Baleares, pero cuesta bastante más encontrar algo interesante sobre Menorca o Formentera. En Formentera Rent a Car, sin embargo, nos gusta mucho contar cosas chulas e interesantes sobre nuestra isla, por lo que hemos hecho un pequeño recopilatorio de curiosidades de Formentera, para que te entren ganas de venirnos a conocer con uno de nuestros coches de alquiler.

Durante mucho tiempo Formentera fue una isla inhabitada, cuyo único punto de acceso era mediante barcos o ferries desde Ibiza. Aunque hoy en día ese acceso sigue siendo el único, la isla ha cogido más población y ha atraído a una mayor cantidad de personas, pero al ser algo relativamente reciente sigue manteniendo esa esencia de tranquilidad que la caracteriza respecto a las otras islas.

Se conoce a Ibiza y Formentera como las Islas Pitiusas, nombre proveniente de la palabra griega ‘pitys’, que significa bosque de pinos. Cuando los griegos llegaron a las islas descubrieron una cantidad insólita de pinos que recubría la superficie de ambas islas, por lo que escogieron darles ese nombre a las dos.

Las autoridades de Formentera siempre han sido muy cuidadosos con el mantenimiento y la conservación de la isla, puesto que forma parte del encanto que atrae cada año a los turistas.

Las aguas de la costa de Formentera son increíblemente nítidas, gracias a una de las especies autóctonas más raras del mundo, la alga Posidonia oceánica, que se encarga de limpiar el agua y mantener la gran biodiversidad que hay a nivel de fauna y flora en las aguas formenteras.

El arte se ha visto fuertemente influído por Formentera, sobretodo el cine y la literatura. Directores españoles de talento, como Fernando Trueba, Julio Medem o Xavier Mariscal han utilizado Formentera como escenario para sus películas, y el famoso escritor francés Julio Verne utilizó el conocido Faro de la Mola como lugar donde se desarrolla su novel Héctor Servadac.
Please follow and like us: