Este bonito pueblo de Formentera, está situado en la zona este de esta pequeña isla. El nombre de este pueblo se debe a las parroquias que hay en ella, siendo las otras dos Sant Ferran y Sant Francesc.
El pueblo de Pilar de la Mola ofrece unas impresionantes vistas, ya que se sitúa a unos 100 metros de altura aproximadamente desde el nivel del mar. Debido a la altura a la que se encuentra, prácticamente todos sus alrededores son acantilados y con una geografía diferente al resto de Formentera, un lugar único para visitar si tienes alma aventurera o quieres vivir una experiencia diferente.

Con un coche de alquiler en Formentera, es muy sencillo llegar hasta el Pilar de la Mola, pues sólo hay un camino a tomar a través de una carretera que empieza en el pueblo de Es Caló de Sant Agustí. Durante la subida te encontrarás con el Mirador de Formentera, desde ahí se pueden disfrutar de unas magníficas vistas panorámicas de toda la isla.

Debido a su ubicación, El Pilar de la Mola siempre ha tenido pocos habitantes, y éstos se auto abastecían. Si echas un vistazo rápido, te darás cuenta enseguida de la gran cantidad de terreno cultivado que hay en los alrededores del pueblo.
Uno de los grandes atractivos de El Pilar de la Mola, es un antiguo molino de espectaculares dimensiones. Para llegar hasta él hay que llegar hasta el Molí Vell de la Mola, bien merece la pena el trayecto ya que el interior de este antiguo molino es muy especial.

Además, este pueblo es famoso por sus excelentes cosechas de vino, esto es posible gracias a la altura a la que se encuentra, ya que llueve más que en el resto de la isla y el clima es un poco más agitado. Por ello, con el coche de alquiler en Formentera, podrás ver por las carreteras de este pueblo como todas las cosechas se han protegido con fuertes muros de piedra, que protegen las cosechas de los fuertes embistes del viento, aunque en verano son más ligeros, así que es la época ideal para visitar este pueblo tan singular.

Please follow and like us: