Formentera se vende por sí misma, realmente no hace falta mucho reclamos para que miles de turistas quieran ir cada año a la menor de las pitiusas. Pero…¿realmente conoces las maravillas que allí te esperan?, pueblos muy particulares, fincas con un encanto especial, faros de película y lagunas y calas de revista. Nada más pisar la isla te darás cuenta que cualquier lugar es un buen sitio para hacer una foto para Instagram.

Una de las lagunas más bonitas es Estany des Peix, una pequeña laguna ubicada en La Savina, cuyo nombre proviene de la gran cantidad de peces que se crían en esta zona.

Esta laguna es perfecta para pasar un gran día en familia, ya que posee aguas muy calmadas, de poca profundidad y cálidas, las condiciones perfectas para que los más pequeños den rienda suelta a toda su energía. Además, está muy indicada para practicar deportes náuticos.

Es Caló, el lugar perfecto para un alto en el camino

Seguimos con otro lugar casi mágico, Es Caló, un pequeño pueblo pesquero donde casi se ha parado el tiempo. Allí tan sólo viven unos 500 habitantes. Uno de los puntos más genuinos de Formentera, sin lugar a dudas. Allí podrás encontrar un paisaje único, un embarcadero con un encanto especial y algunos restaurantes con materia prima calidad, lo sabrás cuando sientas el aroma al acercarte a ellos. No muy lejos se encuentran los imponentes acantilados de La Mola y las calas de Ses Platgetes.

Uno de los iconos más importantes del cine español se encuentra aquí, en Formentera, se trata del Faro del Cap de Barbaria lució en la película Lucía y el sexo. Desde la estrecha carretera que le acompaña, se pueden disfrutar de las mejores puestas de sol que la isla puede ofrecer.

¿Mucho más por descubrir, te vienes?

Please follow and like us: