Formentera es una isla pequeña, pero eso no quita para que tenga zonas muy diferenciadas de alojamiento según tus gustos o necesidades. Dependiendo de la compañía que traigas o el tipo de turismo que quieras realizar en la isla, te recomendaríamos una u otra zona. Estos son nuestros consejos.

La Savina: Es el puerto de la isla. Ideal para alojarse si lo que buscas es estar cerca de la puerta de entrada y salida de Formentera. Tiene gran cantidad de tiendas y restaurantes variados. Perfecto para familias con niños, ya que el Estany des Peix es perfecto para dejarlos disfrutar sin riesgo.

Es Pujols: Se trata de la localidad con más ambiente de la isla. Sin duda es el destino perfecto para las parejas y grupos de amigos que vienen buscando el sol, la playa y la fiesta. Su proximidad a Illetes y la Playa de Levante es un extra a tener en cuenta.

Sant Francesc y Sant Ferrán: Son perfectas para estar en el centro de todo. Ideales si has alquilado un coche o una moto y pretendes moverte por toda la isla. Cuentan con restaurantes de calidad y tranquilidad por la noche.

Playa de Migjorn y Es Caló: Es una zona de mucho turismo, especialmente de parejas y familias. En esta zona podrás encontrar alojamientos ideales en primera línea de playa. Mucha actividad durante el día y tranquilidad por la noche.

La Mola y Cap de Barbaria: Al ser los dos puntos más apartados de la isla, se trata de zonas rurales y de máxima tranquilidad. Perfectos si lo que buscas es un entorno de naturaleza en el que relajarte.