Formentera es la isla más exclusiva y paradisíaca del archipiélago balear y como tal, pasar una noche allí es alcanzable solo para unos pocos. Los precios de la isla son desorbitados, ya que una botella de agua de menos de medio litro puede llegar a costar 3 euros y una comida para cuatro personas a pie de playa puede costar alrededor de 500 euros. Sin duda son unos precios que no todo el mundo se puede permitir, por eso la mayoría de gente opta por alojarse en Ibiza y pasar un solo día en la pequeña de las Pitiusas con un coche de alquiler en Formentera.

Pero parece ser que el turismo de lujo se ha adueñado de Formentera en los últimos años. Buscan hoteles de lujo como el Hotel Cala Saona de cuatro estrellas situado al oeste de Formentera, en Cala Saona. A este hotel no le falta detalle: habitaciones perfectamente equipadas y con todo lujo de comodidades, restaurante de calidad para degustar sabores exquisitos, posibilidad de organizar los eventos que se deseen, acceso directo a una de las playas más bonitas de la isla y un excelente spa para relajarse y olvidarse de todo.

Tras una relajada mañana de playa, llega la hora de comer y si queremos hacerlo al nivel de lujo que nos tiene acostumbrado el anterior hotel, una de las mejores opciones es ir al restaurante más antiguo de la isla, restaurante Juan y Andrea. Nació en 1971 como un pequeño chiringuito a pie de playa y se ha convertido en uno de los más exclusivos de la isla. Está situado en la Playa de Illetes y algunos de los precios que hay en su carta son inalcanzables para mucha gente. Hay botellas de vino por 700 euros y paellas que cuestan 45 euros por persona. Cabe destacar que la calidad es excelente, ya que todo el pescado y marisco es fresco del día y procede de la isla.

Por último, hay otro tipo de turismo que simplemente viene con su barco a Formentera y hace vida en el mar. Esas personas bajan del barco simplemente para ir a los mejores restaurantes de la isla. Atracar en la isla puede llegar a costar 17.000 euros al año, un dinero que solo unos pocos pueden permitirse.

Aún así, la mayoría de gente opta por reservar un coche de alquiler en Formentera para recorrer este paraje natural.

Please follow and like us: