El clima de Formentera es una de las mejores características de la isla, y en general de las islas baleares, incluso ahora en octubre se puede disfrutar de un tiempo muy apacible. El buen clima junto con las muchos atractivos de la isla, hacen de Formentera un lugar maravilloso para viajar solo y/o acompañado.

Además en otoño se puede disfrutar de los hermosos paisajes de Formentera con una luz muy especial, con una magnífica paleta de colores que harás las delicias de los amantes de la fotografía Una puesta de sol o una simple mirada al cielo o al mar, se convierten en toda una experiencia que será difícil de olvidar, ¡garantizado!.

Las rutas a pie son otro atractivo de la isla, orientadas tanto para adultos como para pequeños, los recorridos ciclo turísticos son muy variados. Para ir con niños de recomendamos rutas cortas, de no más de media hora, para que les sean más amenas y no se cansen. Entre estas rutas se alternan torres de defensa de la época de los piratas, que suele gustar mucho a los pequeños.  También a lo largo del camino hay muchas aves y vegetación, en definitiva un paseo de contacto con la naturaleza que siempre viene bien para despejar la mente y olvidarse del ajetreo de las grandes ciudades.

Aunque las temperaturas ya no son las mismas, aún se puede disfrutar de las estupendas playas de Formentera, aguas transparentes y arena blanca, poco más hay que explicar, pues se venden por sí solas. Hay mucha variedad por escoger, desde la cala solitaria que está un poco escondida y se puede disfrutar de toda la paz del mundo, hasta playas más populares con chiringuitos y muchos más servicios, ideales para tener todas las comodidades al alcance de la mano.