Durante la antigüedad, Formentera ha sido una isla que se ha ido habitando y deshabitando de manera intermitente. Uno de los motivos principales del abandono de la isla era la incapacidad de sus habitantes de defenderse ante los constantes ataques venidos desde el mar. Los piratas, en su mayoría de origen morisco, pero también barcos franceses e ingleses suponían un constante peligro para los isleños.

Fue en el siglo XVIII cuando, un nuevo intento por poblar la isla, supuso la construcción de las cinco torres defensivas de Formentera y Espalmador que se conservan hoy en día. Estas, junto a la iglesia fortificada de San Francisco, suponían la principal defensa de la isla ante los ataques.

Si deseas hacer una ruta con tu coche o moto de alquiler descubriendo las torres de Formentera, a continuación te las detallamos:

Torre de Cap de Barbaria

barbaria

Está situada en la zona más al noroeste de la isla, muy cerca del faro de Cap de Barbaria. Se trata de la torre defensiva más cercana a la península.

Torre de la Gavina

gavina

Data de 1763 y defendía la zona oeste de la isla. Permitía la vigilancia de la costa dando aviso mediante señales de humo o fuego a las poblaciones de la llegada de barcos hostiles. Más adelante dispuso de artillería como medio defensivo.

Torre de sa Punta Prima

punta prima

Esta torre está situada en las inmediaciones de Es Pujols. Se trata de una de las torres mejor conservadas de la isla, dado que ha sufrido un proceso de reforma en los últimos años.

Torre des pi des Català

catala

Es otra de las torres mejor conservadas de Formentera. Se encuentra en la zona más al norte de la Playa de Migjorn. Se pueden hacer visitas guiadas para conocerla por dentro.

Torre de sa Guardiola

guardiola

Es una de las pocas edificaciones que hay en la isla de Espalmador. Se encargaba de defender la entrada hacia el puerto de La Savina.