Si algo hay que simbolice más las costas de Formentera además de sus cristalinas aguas, esos son sus varaderos. Se trata de pequeñas construcciones hechas con madera o troncos que sirven de protección para las pequeñas embarcaciones de pesca tradicionales de la isla.

Se desconoce desde cuándo comenzaron a ser utilizadas en Formentera, pero su presencia se reparte por la mayoría de playas y calas de la isla. Un verdadero símbolo que recuerda la tradición pesquera de nuestros antepasados.

Si bien en la mayoría de los casos las barcas se utilizaban para la pesca, también eran el medio de transporte necesario para transportar hasta Ibiza los productos de Formentera, tales como la sal, los higos o el peix sec. Por lo tanto, durante muchos años esas barcas que podemos seguir viendo hoy en día eran uno de los principales motores económicos de la isla.

Si quieres contemplar estos varaderos, puedes acercarte a la zona del Estany des Peix o al pueblo de Es Caló. Allí encontrarás algunos de los más representativos de Formentera.

Please follow and like us: